Imprimir

En la crisis más dura del petróleo, Bolivia recibe las mayores inversiones

En la crisis más dura del petróleo, Bolivia recibe las mayores inversiones

El sector petrolero sufrió un duro golpe con la caída del precio internacional del petróleo, hasta llegar el 2015 a los $us 26 por barril, lo que causó un impacto en la economía boliviana. Pero no hemos estado cruzados de brazos y gestionamos soluciones internas para aminorar el impacto de dicha caída en el desarrollo del sector, como por ejemplo la Ley de Incentivos y sus reglamentos, ampliación de superficie para exploración; lineamientos para los Contratos de Servicios y optimización de los plazos de los procesos de Consulta y Participación, que  permitieron generar nuevas inversiones  en Exploración y Explotación de Hidrocarburos. En el contexto internacional, el año pasado Bolivia fue parte de la reunión de la OPEP y No OPEP en Viena, donde se logró un acuerdo histórico con la reducción de la producción de 1,8 millones de barriles día de petróleo a nivel mundial, el cual, fue positivo, primero porque  permitió estabilizar el precio internacional del petróleo y segundo, porque produjo una subida del mismo.

Muchos detractores de nuestro gobierno no reconocen el trabajo que se hace en el sector hidrocarburífero, y sólo se dedican a desprestigiar al país incluso en el exterior. Cuando estos supuestos analistas estaban en función de gobierno nos mintieron inflando las reservas a 27 TCF’s cuando en realidad sólo eran 9 TCF’s. Nunca pensaron en la universalización del gas para el pueblo boliviano, solo había 48.000 conexiones de gas domiciliario y ahora tenemos más de 3.5 millones de bolivianos con este combustible. Jamás plantearon la industrialización de los hidrocarburos, más bien privatizaron a YPFB, dejándonos una Renta Petrolera de apenas $us 4.587 millones (en 20 años) con una empresa residual sin participación en la cadena de producción. Con la Nacionalización de los Hidrocarburos YPFB se convirtió en una gran corporación, en un motor fundamental de la economía que generó más de $us 33.000 millones de Renta Petrolera (en 11 años) y que logró la industrialización del gas y ahora tiene como meta su internacionalización.

Con la entrada en vigencia de la Ley de Incentivos y de otras normas hemos viabilizado ocho Contratos de Servicios Petroleros, tres Adendas y tres Cesiones que aseguran la inversión de $us5.400 millones en actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en el país con un potencial de 17 TCF’s. A partir de ello se tiene proyectado que estas inversiones generen una Renta Petrolera de más de $us40.000 millones que beneficiarán al Estado boliviano, pero fundamentalmente a las regiones y nuestras universidades a partir de las regalías y el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH).

Otra medida que adoptamos fue la promoción de la Áreas de Interés Hidrocarburífero que tiene Bolivia, el cual fue presentado en el marco del Foro de Países Exportadores de Gas (FPEG) donde se promocionó 80 áreas con un potencial de 60 TCF’s. Cerramos inversiónes por más de $us1.500 millones en el área Caipipendi y firmamos con cerca de 10 empresas, Expresiones de Interés para más de 20 áreas; y recientemente confirmamos la inversión de más de $us 254 millones en exploración y desarrollo del Área Azero y los campos Río Seco, Aquío e Incahuasi respectivamente.  Asimismo, se suscribieron Expresiones de Interés en ocho nuevas áreas por parte de Pluspetrol y GTLI.

Bolivia se caracteriza por ser un jugador muy competitivo en el mercado internacional, no es un peligro para nuestro gas el proyecto de Vaca Muerta en Argentina, ni el Presal en Brasil y tampoco el GNL. Nuestro mayor reto es la exploración y explotación, y lo estamos afrontando de forma responsable a través de una exploración ultra eficiente e integral, que no contempla un ciclo exploratorio de cinco años. Hoy exploramos y producimos, aprovechando las instalaciones de superficie que tenemos, por ello resulta viable la puesta en producción temprana, ejemplo claro como Boyui, entre otros proyectos.

Considerando que Bolivia se caracteriza por su seguridad jurídica, su alta prospectividad hidrocarburífera, mercados potenciales y emergentes, precios competitivos y un régimen de incentivos,  que combinado con la posición geográfica favorable y la gran demanda de gas existente en la región, es que en el FPEG empresas como Sonatrach de Argelia, empresas de Omán, Egipto y Azerbayan mostraron un gran interés en invertir en Bolivia. Es así que, por dichas cualidades y las políticas asumidas de forma responsable en el gobierno del presidente Evo Morales, varias empresas petroleras  apuestan por invertir en el país.

Considerando que Bolivia se caracteriza por su seguridad jurídica, su alta prospectividad hidrocarburífera, mercados potenciales y emergentes, precios competitivos y un régimen de incentivos.

twitter-ministro-sanchez.png